Superimanes.com en El Hormiguero 3.0
BT-40-20-04 Ampliar

BT-40-20-04

Bloque magnético 40x20x4 mm

con taladro avellanado
Cód. artículo BT-40-20-04
Material NdFeB
fza. sujec. aprox. 11kg
Longitud lados 40y20mm
Alto H 4mm
Taladro d1 4,5mm
Avellanado d2 9,46mm
Avellanado t 2,48mm
Tolerancia +/- 0,1mm
Revestimiento Ni-Cu-Ni
Magnetización N35
Temperatura máx. 80°C
Peso 22g

Más detalles

  • desde 1 Ud.
  • desde 3 uds.
  • desde 10 uds.
  • desde 20 uds.
  • desde 40 uds.

Este producto no se vende individualmente. Usted debe seleccionar un mínimo de 20 cantidades para este producto.

4,99 €

11 otros productos de la misma categoría:

Base para bloque taladradoQuizas tambien le pueda interesar nuestras "BASES PARA ATORNILLAR".
Plaquitas metálicas con taladro avellanado, 15 x 15 x 03 mm, como contrapieza para imanes. ¡No es un imán!   Plaquitas metálicas con taladro avellanado, 20 x 20 x 3 mm, como contrapieza para imanes. ¡No es un imán!      Plaquitas metálicas con taladro avellanado, 40 x 20 x 3 mm, como contrapieza para imanes. ¡No es un imán!            Plaquitas metálicas con taladro avellanado, 60 x 20 x 3 mm, como contrapieza para imanes. ¡No es un imán!
PINCHA EN LA IMAGEN

Bloques magnéticos con una base cuadrada y taladro avellanado. Se pueden atornillar con un tornillo de cabeza avellanada. Distancia entre taladros 20mm. Tan solo tienen 4 mm de espesor, por lo que resultan muy discretos a la hora de colgar señales, herramientas, etc.
Son ideales para carpintería, equipamiento de cocinas, ferias, establecimientos, sistemas de etiquetado, etc.
También ofrecemos Imanes en recipiente avellanadoredondos.
 
En estos bloques magnéticos caben los siguientes tornillos:
  • Tirafondo avellanado con ranura: DIN 97 (3,5 mm)
  • Tornillo avellanado con ranura en cruz (tornillo para metal): ISO 7046-2 M3 (3 mm)
  • Tornillo avellanado con Torx/estrella de seis puntas (tornillo para metal): ISO 14581 M3 (3 mm)
  • Tornillo avellanado con hexágono interior (tornillo para metal): ISO 10642 M3 (3 mm)

Los imanes de neodimio son muy frágiles y se pueden romper o fragmentarse si reciben golpes continuados. Para protegerlos, se deben hundir ligeramente (p. ej., hundirlos ligeramente en la madera en la fabricación de muebles).